Gracias a “Atracción fatal”, Glenn Close fue considerada “La mujer más odiada de América”, su rol de mujer obsesionada con un hombre casado, después de tener una aventura con el mismo es de antología. La actriz, en la piel de Alex Forest, luce seductora, desquiciada y codependiente, es considerada como una de las grandes psicópatas del séptimo arte; en la mente del espectador aún queda grabada la escena del conejo y el final en el que muere en una bañera, luego de irrumpir en la vida

¿Sabías qué? Se filmaron dos finales para Atracción Fatal. En el primero el personaje de Close (Alex Forest) pone las huellas del personaje de Douglas (Dan Gallagher) en un cuchillo y luego se suicida, buscando incriminar al hombre que la dejó. El problema es que la audiencia de prueba quedó algo insatisfecha con este final, por lo que la Paramount decidió volver a filmar el final y hacerlo más duro. Hicieron que la mujer de Dan tiroteara a Alex como una declaración de que había que preservar la familia americana. Este cambio no le gustó a Glenn Close, ya que el primero final le resultaba más tráfico y psicológico

El film consiguió unos beneficios de 320 millones de dólares en todo el mundo, 6 nominaciones para los Oscar, incluido mejor actriz, y está considerada como las mejores en el género de psicópatas acosadores. Entérate de este final alterno .